La mayoría de nosotros ha tenido alguna vez una pesadilla. Una mala noche de esas que no nos han dejado descansar, por más que lo hemos intentado. Y, dentro de estas pesadillas, una de la que más temor te causa de seguro es esa donde sueñas que estás muerto, presenciando tu propio funeral, y situaciones similares.

Si bien se trata de un sueño bastante chirriante, su significado podría dejarte con la boca abierta por unos segundos. Precisamente, creemos que por tratarse de una situación negativa (tu propia muerte), su significado nunca dejaría de llevar la misma tendencia negativa. Pero no es así.

Hoy te invitamos a descubrir el significado de ese problemático sueño con la muerte. Pero no la muerte lejana, sino tu propia muerte. Es probable que quizás no hayas soñado directamente con la muerte, pero si algo relacionado con la muerte, como por ejemplo un sueño en el que aparece un cementerio.

¿Qué significa soñar con tu propia muerte?

La explicación que los especialistas de interpretación de los sueños dan a este en particular es bastante concreta, y no tiene nada que ver con la connotación negativa que le damos apenas estamos soñándolo, o la mañana siguiente cuando nos levantamos.

Por el contrario, soñar con nuestra propia muerte es la anticipación a una época de cambios radicales y decisivos en nuestra vida que nos afectarán de tal manera que sentiremos como que estamos empezando de nuevo, renaciendo, renovándonos desde el interior, con un nuevo pensamiento, nuevas bases, valores, principios, y hasta modos de actuar y pensar.

Pero, aunque ya sabemos el significado, todavía nos toca saber por qué muchas personas tienen este sueño, aunque no se trate de situaciones idénticas o similares las que tengan que afrontar, o las que estén afrontando en ese momento en especial. ¡A por ello!

¿Por qué algunas personas sueñan eso?

De buenas a primera, nunca es bien visto que tengamos un sueño en el que estamos muriendo. Pero, sin importar cuál sea la etapa en la que te encuentres, sabrás que es un indicio de que algo importante está por ocurrir. Y no es que vayas a morir, claro está.

El contexto más común en el que se da este sueño es cuando una persona está por tomar decisiones importantes. Pero, no termina por dar el paso.

Puede darse en el empleo, donde trabaja en algo que no le gusta, o donde los compañeros o el salario no son gratificantes; pero que sigue dándole un ingreso fijo dos meses por mes y no se atreve a dar el paso.

También se da en la vida social, con amigos, familiares o pareja, donde debes renacer, olvidarte de esos malos hábitos de estar con personas que no te caen bien, o renacer y volver a intentarlo con nuevas bases y principios.

En fin de cuentas, el sueño es una anticipación a decisiones que deben ser tomadas. Si no lo haces, este sueño irá no sólo haciéndose más frecuente en tus noches, sino que cada vez será más nítido e intenso, hasta que te despiertes sudado en mitad de la madrugada.

Por tal razón, nunca debes darle largas al asunto.

Fuente: Enciclopedia de Sueños